La angustia de la lucidez

Aceptémoslo. Todos aspiramos a la razón pura. Todos defendemos el ser justos y ecuánimes, el tener en cuenta absolutamente todos los hechos con frialdad de criterio, antes de dar un paso adelante o tomar una decisión. Defendemos con vehemencia las virtudes de la racionalidad ante nuestro opositor, ante el contrincante cuando se trata de exigir … Más

Subscríbase a nuestra lista de correos para recibir actualizaciones de nuestros artículos